Como pintar una bicicleta. Pasos para obtener un resultado profesional.

Para pintar una bicicleta y obtener un resultado profesional, son varios los pasos que debes seguir, para que luzca como el primer día.

El arreglar los rasguños derivados de su uso o golpes no supone ningún problema a no ser que sea exagerado pero en no pocas ocasiones va a ser muy complicado el dar con el mismo color del fabricante, ya que no vienen con las características de fábrica y se utilizan pinturas con efectos o fluorescentes que son imposible de sacar mezclando o con la ayuda de espectofotómetros. En esos casos se puede utilizar un color base aproximado, o se puede aprovechar para personalizar tu bicicleta.

PASOS PARA PINTAR UNA BICICLETA

1- Desmontar la bicicleta: parece una tontería por evidente, pero lo primero va a consistir en desmontar todas las partes que vayamos a pintar. Va ser necesario en muchos casos darle pinturas con disolvente y barniz que puede dañar otras partes de la bicicleta, como protecciones de plástico, plásticos o materiales que reaccionen a los componentes de la pintura o el barniz.

2- Sesión fotográfica y toma de medidas: Toma todas las fotografías que sean necesarias y las medidas oportunas para poder reproducir mas adelante todos lo elementos de decoración de tu bicicleta. Logos, pegatinas, líneas decorativas, etc. No te cortes, es fácil echar de menos alguna fotografía que echarla de mas.

3-Búsqueda de logotipos y elementos decorativos:

Los logotipos de casi todas las marcas se encuentran en la red, trata de descargarlas con la máxima calidad posible. Para aquellas imágenes textos o pegatinas de las que no encuentres la imagen exacta, trata de realizar una buena fotografía cenital que distorsione lo menos posible la imagen,y en la que se vean perfectamente todos los contornos.

Con las fuentes de los textos puedes hacer lo mismo, si no encuentras la imagen en internet puedes probar por buscar fuentes de texto muy similares y con suerte la misma que la de la bicicleta en páginas como: what font isDafont  o Whatfont

4-tratamiento de imágenes y vectorización: 

Una vez recopiladas todas las imágenes, se deben modificar y adaptar a las medidas que hemos tomado en nuestra bicicleta. En ocasiones el logo o las imágenes está ligeramente distorsionados y se deben adaptar al cuadro de la bici. Debemos trabajar los vectores con programas informáticos que permita trabajarlos como Illustrator, AutoCad, Corel Draw o Freehand. Después , los diseños con su medida exacta se debe troquelar con un plotter de corte en cualquier empresa de rotulación.

5-Preparación del cuadro de la bicicleta y elementos a pintar: 

masilla reparadora en cuadro de bicicleta
masilla reparadora en cuadro de bicicleta

Si vamos a pintar una bicicleta antigua es posible que el primer paso consista en decapar e incluso limpiar en una maquina de arena para que se eliminen impurezas y tengamos una base limpia desde la cual empezar a trabajar.

En el caso de pintar bicicletas modernas ,con diferentes materiales: (acero, aluminio, titanio o fibra de carbono), será necesario lijar las zonas con desperfectos y aplicar masilla reparadora en caso de que con el lijado no sea suficiente para eliminar los desperfectos que se notan al tacto.

El siguiente paso será enmascarar con cinta de carrocero aquellas zonas que queremos proteger. Plásticos, zonas internas, remaches. etc…

6-imprimación:

Imprimación en cuadro de bicicleta
Imprimación en cuadro de bicicleta

Preparadas las partes para pintar procedemos a pasar una lija de agua por toda la superficie para abrir el poro y permitir que la imprimación y la pintura agarren bien en la bicicleta. limpiamos con un trapo o con la pistola de aire.

Si el material es muy flexible podemos aplicar un promotor de adherencia, muy aconsejable en elementos plásticos, ya que se deforman fácilmente y pueden hacer saltar la imprimación y arruinar nuestro trabajo.

El siguiente paso es aplicar una imprimación. Las hay de diferentes modelos, marcas y colores en el mercado y varían su composición según el material sobre el que se vayan a aplicar. Las hay universales para aplicar sobre metales, que suelen funcionar bien para casi todos los materiales de la bicicleta.

Para obtener un resultado profesional es imperativo aplicar tanto la imprimación, pintura y barniz con pistola y en cabina de pintura.

Utilizaremos una cabina de pintura, para evitar cualquier mota de polvo en nuestro trabajo. Si no es posible, trataremos de trabajar en un espacio lo mas limpio posible.La imprimación no va a tapar los errores que hayamos cometido en la preparación del cuadro y elementos de la bicicleta a pintar. Es conveniente que antes de aplicar promotores de adherencia, imprimación y pintura, la superficie sea homogénea y sin ralladuras y desperfectos.

7-Pintura:

A la hora de pintar una bicicleta, la pintura en muchos casos nos va a traer mas quebraderos de cabeza porque es la parte mas visible, y en la cual el cliente puede quedar mas descontento. La clave es sencilla:

Las bicicletas no vienen con una descripción técnica en las instrucciones y menos con los códigos de color que utilizan.

En muchas ocasiones vamos a poder conseguir un color muy similar a base de mezclar pinturas. Pero si la bicicleta tiene colores fluorescentes o efectos industriales que no son posibles de imitar con técnicas de aerografía, se tendrá que poner otro color de base, o bien, aprovechar y personalizar completamente la bicicleta.

Se pueden utilizar pinturas de base disolvente o base de agua pero se debe tener mucho cuidado a la hora de mezclar los dos tipos de pintura. Si la base de pintura al disolvente esta seca se puede aplicar por encima la pintura con base de agua. Pero al revés no es aconsejable, ya que la pintura al disolvente reacciona con la pintura de base al agua y estropeará el trabajo.

La pintura se aplicará en varias capas a pistola, evitando la acumulación de pintura en forma de gotas. Y dejando reposar entre capa y capa hasta que la bicicleta quede bien cubierta con la pintura.

Cuadro de bicicleta restaurado
Cuadro de bicicleta restaurado

8-Barniz: Por último solo queda aplicar el barniz, que en función del resultado que queramos lo daremos brillante o mate, y si lo deseamos se puede aplicar  (una vez seco el barniz) algo de pulimento para que resalte mas el brillo.

El proceso de pintar una bicicleta de forma profesional requiere de diversos pasos y de herramienta especializada. Lo puedes hacer tú mismo con la ayuda de alguna empresa de rotulación y de un chapista que disponga de cabina de pintura para los pasos mas delicados.

 

Si prefieres un servicio profesional…

El precio de pintar una bicicleta de forma profesional puede oscilar entre 100€ y 200€. Según las características que tenga y depende de la personalización que quieras darle.

No dudes en enviarme fotos con los posibles desperfectos e ideas para tu bicicleta para hacerte un presupuesto a medida y darte precio para pintar tu bicicleta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *